Acompañamiento a becados en Pandemia: “Nos tuvimos que movilizar más”

PorCarolina Jorquera

Acompañamiento a becados en Pandemia: “Nos tuvimos que movilizar más”

Directora Social de Fundación Puente, Carolina Farfán, junto al Equipo Social, lideraron esta relación personalizada e integral con cada uno de los beneficiarios.

 

Uno de los principales ejes de la Fundación Puente y la fórmula transformadora, es el acompañamiento individual a los beneficiarios del Programa Integral de Becas. Entrevistas presenciales, que en pandemia, tuvieron que hacerse a distancia y  en un contexto de nuevas problemáticas que debieron enfrentar: “Poder brindarles los espacios donde los becados sientan que son personas valiosas independientes de sus problemas y  de sus necesidades” es el propósito de las entrevistas, comenta la Jefa del Área Social, Pamela Espínola.

En el mismo sentido la Directora Social de Fundación Puente, Carolina Farfán, agrega que el acompañamiento es integral, humano, afectivo y vinculante con los becados : “Una forma muy distinta a otros programas de beca, esa es una fórmula que transforma, porque los estudiantes ven en nosotros alguien que se detuvo a acogerlos en su realidad, no hacemos discriminación por carrera, por género, por universidad, por notas, nosotros no pedimos nada de la historia pasada del estudiante en lo académico. Nosotros validamos que nuestros estudiantes han hecho una lucha constante para ingresar a la Educación Superior, lograron ingresar y nosotros los tomamos cariñosamente en este camino”.

La confianza que cada uno de los estudiante depositan en las  profesionales que los acompañan, es lo que el equipo social más valora y rescata, esta confianza  depositada fue crucial para detectar nuevas problemática como consecuencia de la crisis sanitaria.

¿Cómo definen el acompañamiento individual que realiza Fundación Puente, a que se refieren  con  que el programa de becas sea integral?   

Pamela Espínola: Lo primordial es la vinculación con los becados, interiorizarnos con su vida desde lo afectivo, lo emocional. Las entrevistas y los talleres formativos nos dan luces de cómo debemos seguir encaminando las futuras actividades, vamos conociendo el perfil de nuestros becados, cómo van avanzando en sus respectiva carreras.

Carola Farfán: Generamos un espacio de contención,  lo que ocurre en ese momento, es algo muy especial, donde el becado se siente escuchado, valorado, siente que alguien lo entiende. Nos involucramos, nos hacemos responsables porque ellos ven que hay personas que se mueven por ellos y muchas veces nos hemos movilizado más allá del programa de becas, sobre todo en el contexto de pandemia, hubo becado que no tenían una calculadora o un computador, tuvimos que ejercer acciones para apoyarlos, eso tiene que ver con nuestros valores,  la acogida y el acompañamiento.

Son cuatro las profesionales ligadas a las ciencias sociales que acompañan a los 177 becados, lo que se materializa en tres entrevistas mínimas personales al año, entre los meses de abril a noviembre, además talleres y jornadas formativas mensuales. Viendo caso a caso, las encargadas derivan al Centro de Apoyo Integral (CAI) a los estudiantes que requieran un apoyo más específico como sicológico, nutricional, legal, académico, entre otros

 

El desafío del acompañamiento en Pandemia

“Poder hacerlo presencial es irremplazable, pero siempre pensé que iba a funcionar. Nos adaptamos bien, nos jugamos por entero para cumplirlo de la mejor manera” comenta optimista la Jefa del Área Social, Pamela Espínola, sobre el desafío de acompañar a los becados durante la crisis sanitaria. A lo que Carolina Farfán, Directora Social de la fundación, complementa: “Nos tuvimos que movilizar más, había un becado que sólo lloraba al otro lado de la pantalla, me trasmitía soledad y no podía abrazarlo para contenerlo directamente, pero estaba ahí para animarlo a que siguiera con su carrera de medicina”.

Las entrevistas son un espacio personalizado y privado, pero en pandemia muchos becados no contaban con la discreción para abrir su corazón desde su casa, comenta Carolina Farfán, a esto se suma las dificultades que vivieron junto a sus familias, propias de la crisis sanitaria, como la cesantía, familiares enfermos de covid y sobrecarga académica, lo que requirió una contención particular del Equipo Social de Fundación Puente, para que continuarán con su sueño de ser profesionales, sin desertar

About the author

Carolina Jorquera administrator

Deja un comentario